PLANTA: Espacios independientes en feria Ch.aco ´16

 

“No podemos comprender las fuerzas que afectan la producción visual actual

sino examinamos otros campos de la vida.”

 Alexander Dorner

 

Cuando decidimos bautizar esta nueva sección de feria Ch.aco con el nombre de Planta, buscábamos una palabra que tuviera relación con la transformación de algo pequeño en algo mayor, pero también, y de algún modo, que tuviera relación con las raíces, con el lugar, con la región. Una planta es un organismo vivo, que siente, que crece en un lugar fijo,  se comunica con sus pares mediante la enorme red sensorial que es la naturaleza y se nutre tanto de los minerales que hay en la tierra como de los rayos provenientes del sol y del agua. Desde otra perspectiva, una planta es también el comienzo de un lugar, arquitectónicamente hablando, el diseño de una idea a ser construida, una combinación de aspectos técnicos y emotivos puestos al servicio de una comunidad o individuo.

Conversatorio Espacios Híbridos en PLANTA, Feria Ch.aco 2016 / Santiago de Chile

Planta reunió en octubre pasado ocho iniciativas independientes de diferentes países de América Latina cuya característica es que plantean la posibilidad de trabajar en diferentes frecuencias del arte contemporáneo de manera conjunta, algunos con una propuesta más cercana a una galería o espacio expositivo, otros con un formato de residencia o dando vital importancia a la investigación. Estos espacios a los que llamo híbridos –porque transforman constantemente sus funciones durante el año y unen a individuos de diferentes especies- tienen una lejana relación con el lucro, sin embargo se dejan ver cada vez más en las ferias de arte. Durante los últimos años, como curadora he podido observar que el aumento de iniciativas independientes lideradas tanto por artistas como por curadores hace evidente que en la ecología del arte éstas constituyen una parte vital e indispensable del panorama global, aportando energía, espíritu crítico y flexibilidad, además de una enorme variedad de estrategias de supervivencia. Las plantas son indispensables para el ecosistema.

Para los espacios de estas características, donde todo tipo de agentes se reúnen, trabajan y discuten, la feria de arte es un punto más de encuentro, es una instancia más donde poner ideas en marcha. Pero también, la feria es la posibilidad de generar dinero para financiar uno o varios de los eventos en los que están involucrados e impulsar las carreras de sus artistas y darlos a conocer en un circuito profesional. Es por esta y otras razones que estos espacios se reunieron en Planta, donde mediante un formato expositivo comercial y un ciclo de conversaciones públicas tuvieron la posibilidad de abrir un diálogo y comenzar a activar diversas formas de colaboración entre los muchos modelos de gestión que conforman el panorama artístico actual. Como si se tratara de un llamado a la conexión cultural latinoamericana, pero no como un todo homogéneo, sino como un ensamblaje de identidades diversas que se unen con un fin común.

Sindicato (República Dominicana) en PLANTA, Feria Ch.aco 2016 / Santiago de Chile

En la pasada edición de Cha.co, los ocho espacios participantes de Planta presentaron obras de una selección de dos o tres artistas de sus respectivas localidades. El Colectivo Atacama de Copiapó, en el norte de Chile, presentó el trabajo de Carlos Montaña, Romina Alarcón y Mila González; Hilo, de Buenos Aires, el trabajo de Carolina Zancolli y Claudia Cortínez; Totoral LAB, de Algarrobo -en la costa central de Chile-, el trabajo de Javiera da Fonseca, Mr. Trafixx y Rolando Cisternas; Pasto, también de Buenos Aires, el trabajo de Donjo León, Pablo Cavallo y Alfio Demestre; Rottenslat, ubicados en el barrio de Callao en Lima, presentaron el trabajo de Andrea Ferrero, Genietta Varsi y Mariana Román; Sagrada Mercancía, de Santiago de Chile, a Sofía de Grenade, Adolfo Martínez y Yisa; Uvestudios, de Buenos Aires, el trabajo de Federico Cantini, Lolo y Lauti y Básica TV, y Sindicato, desde Santo Domingo en República Dominicana, el trabajo de Engel Leonardo, Laura Castro y  Quisqueya Henríquez. Cada uno presentó propuestas artísticas y curatoriales en sincronía con sus propios contextos y espíritus, abordadas mediante una gran diversidad de medios que van desde la instalación sonora hasta la pintura y el video, mostrando la gran versatilidad existente hoy en el arte contemporáneo, donde el artista trabaja en colaboración con una infinitud de especialistas de otras áreas.

Sagrada Mercancia en PLANTA, Feria Ch.aco 2016 / Santiago de Chile

Nuestro objetivo es que Planta llegue a generar una serie de actividades mucho más complejas que la sola exhibición de obras y que esta nueva sección incorpore material estético e ideológico a un sistema mayor de conocimiento que, motivado por la necesidad de reconectar el paisaje regional, posibilite la integración del trabajo de muchos artistas, de tal manera que se cree un tipo mayor de comunidad, una mayor conversación y otro estado de existencia.

Para ello, Planta contó con el conversatorio Espacios Híbridos que cogió la tormenta de ideas propuesta por cada uno de los participantes. En un formato público y con la participación de agentes, curadores y artistas invitados, como Alejandra Villasmil, directora y editora de Revista Artishock, Pedro Sepúlveda y Fernando Portal directores del proyecto Milm2, y Matías Labbé de Oficina Barroca, tuvimos la posibilidad de profundizar en los conceptos que han dado origen a este fenómeno de iniciativas independientes, a lo largo de la región latinoamericana, como también a todos los desafíos a los cuales se enfrentan en sus respectivas localidades. Discutimos algunas cuestiones como ¿Qué les motiva a crear un nuevo espacio en su ciudad?, ¿Cómo se vinculan con su barrio?, ¿De qué manera los artistas y las obras se relacionan con las personas que se acercan por primera vez al arte contemporáneo?, ¿Cómo se introducen en otros campos de la vida?, ¿Cuáles son sus principales estrategias de financiamiento?, ¿Qué relación tienen con el coleccionismo?, ¿Cuál es la relación con el valor intangible de la obra?.

Hilo (Buenos Aires) en PLANTA, Feria Ch.aco 2016 / Santiago de Chile

Uno de los principales motivos que me ha hecho llamar a estos espacios híbridos, es que buscan entender el arte entre dos mundos de distinta naturaleza; el independiente y el dependiente, aquel que nace en la libertad del hacer y compartir y ese otro que busca poseerlo y establecerlo. Planta es, y espera seguir siendo, un lugar donde estos dos mundos se encuentran y conviven. Donde es posible pensar no tan solo en los valores de mercado de las obras de arte, sino también en el valor de todos aquellos campos de la vida de los cuales el arte se nutre y a los cuales el arte hace más fuertes.