Martin Daiber. El horizonte de los sucesos

La pintura de Martín Daiber posee el aura de aquella pintura hecha con la intuición. Es posible ver sobre la tela una investigación personal -paleta, materiales, pinceles- que otros ya han hecho en el tiempo para poder llegar a pintar de ese modo. La búsqueda es incansable. El horizonte de los sucesos es un viaje por la historia de una pintura reflexiva y espiritual que vive siempre en su contemporaneidad. Un retorno a una especie de agujero negro de las vanguardias que traen al presente un color, una materia, una luz que parecía perdida en nuestros días. Daiber pinta con el espíritu, con una pureza que carece de concepto y que se plasma en la tela desde su interior. Esta exposición pertenece a un ismo universal, el que se pregunta por nuestra existencia en el mundo, aquel viaje interior que nace de la certeza y la incertidumbre, donde las emociones se apoderan del tiempo y trascienden con él. El polvo de cuarzo mantiene la energía sutil y conserva la limpieza del aura, mezclado con el óleo se vuelve materia pictórica: el cuerpo de las sugerentes formas que componen El Horizonte de los sucesos.

 e8f55a_a66d910d50244ba6a6e843fbc281d307

 

 

 

Este breve texto fue escrito para la publicación del Horizonte de los sucesos de Martin Daiber en Mil M2 en 2013. Para más información del artista visitar su WEB