Seminario Permanente Fundación CEDA : «El Camino de la Conciencia. Mira Schendel, Víctor Grippo & Cecilia Vicuña.

Los humanos están sintonizados para las relaciones. Los ojos, la piel, la lengua, las orejas y los orificios nasales son puertas donde nuestro cuerpo se nutre de la otredad. Este paisaje de voces ensombrecidas, estos cuerpos emplumados, cornamentas y riachuelos rodantes, estas formas que respiran son nuestra familia, los seres con quienes estamos involucrados, junto a quienes luchamos, sufrimos y celebramos… Cada sonido era una voz, cada apuro o equivocación era un encuentro con el Trueno, con el Roble, con la Libélula. Y nuestras sensibilidades colectivas se nutrían de todas estas relaciones. Hoy participamos casi exclusivamente con otros humanos y con nuestras propias tecnologías. Es una situación precaria, dada nuestra nuestra antigua reciprocidad con la voz del paisaje.

–David Abram, The Spell of the Sensuous

Extraído del prólogo del libro escrito por Catherine de Zegher. Traducción Rodrigo Olavarría.

 

Este seminario tuvo como objetivo dar a conocer la investigación realizada por Carolina Castro entre los años 2011 y 2016, a ser publicada bajo el título El Camino de la conciencia: Mira Schendel, Víctor Grippo y Cecilia Vicuña, ediciones UFT (2020). La idea central de ésta está basada en la práctica de estos tres artistas latinoamericanos, con el fin de aclarar que a pesar de que los tres muestran un profundo compromiso socio-político en su obra, su consciencia no busca una división binaria entre ‘el bien y el mal’, entre ‘la izquierda y la derecha’, sino que promueve otra aprehensión de la consciencia, en la cual la fuerza de la unión y la energía de lo común resultarían en una comunión con la vida, no solo en el sentido de la vida humana, sino de la vida en su más amplio sentido.

Con lo común y lo relacional, lo efímero y lo animado en el centro de su arte y su poesía, ciertamente parece que Vicuña, Schendel y Grippo han impulsado una percepción distinta del mundo experiencial, presentando por así decirlo un contenido visionario de lo que hoy es más urgente—un imperativo que muchos reconocen hoy—como forma de proteger el mundo-de-la- vida. En este sentido, sus obras son tan espirituales como materiales, una conexión de suma importancia para nosotros.

Estos tres artistas, vivieron periodos de dictadura en sus países. Aún así, considerando su obra, es evidente cuán activamente participaron en definir la cultura y el tejido social del lenguaje al socavar la gramática impuesta por las figuras de autoridad y recuperando la textura de la comunicación en su obra poética. Lo suyo es lo relacional, los cotidiano y el lugar común. Las estrategias de Vicuña, la única viva de los tres, para la improvisación deliberada, la lingüística razonada y la acumulación le permiten expresar un cuerpo de significados referenciales, de muchos niveles, y desplegarlos en varias esferas de acción. Juntos, estos artistas, comparten una profunda reverencia y compromiso por tradiciones locales y rituales de las culturas indígenas de Sudamérica.

Revisar la obra de estos artistas hoy, nos pone en un lugar de visión, en que el futuro que ellos vislumbraron es el presente en que actualmente nos movemos. Desde allí, que este seminario busque ahondar en prácticas artísticas de un periodo de tiempo en el que se gestaron las bases de un pensamiento que hoy cala profundamente en los movimientos sociales y en la construcción de nuevos paradigmas, en los que el vínculo con la tierra y las cosmovisiones antiguas, toman especial protagonismo en la construcción de nuevas formas de vida.

 

Este semirario fue una invitación del Centro de estudios de Arte Fundación CeDA y tuvo lugar via Zoom el 7 de abril de 2020.